Fiscal

RESPUESTA FISCAL DE MÉXICO ANTE EL COVID-19 HA SIDO LIMITADA: FITCH RATINGS

La respuesta fiscal que ha tenido México ante el coronavirus ha sido limitada, ello pese a la experiencia internacional sobre que este tipo de medidas pueda apoyar a la economía, indicó Charles Seville, director senior y co-head de Calificaciones Soberanas para las Américas de Fitch Ratings.

Entrevistado por El Economista, Charles Seville dijo que, en comparación con otros países de la región, México no ha implementado medidas fiscales para aliviar el impacto económico del Covid-19, el cual ha contagiado a casi 6,297 mexicanos y suma 486 decesos.

El analista reconoció el historial de disciplina fiscal que ha manejado el gobierno de México en los últimos años; sin embargo, pese a no implementar estímulos fiscales por el Covid-19, la deuda se incrementará este año.

“La deuda aumentará con o sin respuesta fiscal por parte del gobierno. No es secreto que la Iniciativa Privada ha pedido una respuesta fiscal por parte del gobierno, incluso ha presentado propuestas, pero al final el gobierno tiene diversas opciones para intervenir y apoyar la economía”, explicó.

Añadió que si la intervención del gobierno logra salvaguardar los empleos y evitar que las empresas quiebren, pese a que la deuda incremente, valdrá la pena siempre y cuando logren regresar a estabilizar la deuda del país.

Las estimaciones de la agencia calificadora refieren que la deuda de México podría aumentar este año y ubicarse en 50% del Producto Interno Bruto (PIB), su nivel más alto desde la década de los 80. Al cierre del año pasado, la deuda se ubicó en 44.7% del PIB.

Esta semana, Fitch Ratings bajó la calificación de México a “BBB-” desde “BBB” con perspectiva Estable. De esta manera, quedaría a un escalón de perder su grado de inversión y calificar como un bono especulativo o basura.

Los motivos de esta baja fueron el impacto económico del Covid-19, el deterioro en el clima de negocios y la percepción de una erosión de la fortaleza institucional.

Pronóstico a la baja

Charle Seville adelantó que se están analizando los panoramas para México y, ante el constante cambio que hay a nivel internacional, es probable que ocurra una revisión a la baja de su perspectiva de crecimiento.

Fitch Ratings espera que el país registré una contracción económica de 4% este año, con una fuerte caída en la primera mitad del año, seguida de una recuperación gradual hacia la segunda mitad; sin embargo, existe un alto nivel de incertidumbre.

“El alcance de la contracción económica y el de la recuperación a partir del segundo semestre del 2020 dependerán de las perspectivas en Estados Unidos, el principal socio comercial de México, así como la duración del shock del virus a nivel nacional. Las proyecciones oficiales de México se basan en un bloqueo interno que dura hasta principios de mayo, pero esto puede extenderse o relajarse más gradualmente. La ausencia hasta la fecha de una respuesta fiscal considerable para apoyar el consumo, en comparación con otros pares de calificación en la región, refleja un deseo de minimizar los desequilibrios fiscales, pero puede retrasar la recuperación”. Por la mañana, se confirmó que las medidas de sana distancia se amplían hasta el 30 de mayo.

En el futuro, Charles Seville indicó que sí se espera que el gobierno impulse una reforma fiscal hasta la segunda mitad del sexenio, como se ha dicho anteriormente desde los Criterios Generales de Política Económica. Con esta reforma, la cual no es prioridad en estos momentos, se espera que en el gobierno incremente la base de contribuyentes para registrar un incremento en sus ingresos tributarios, los cuales cerraron el 2019 con 3.2 billones de pesos.

https://www.eleconomista.com.mx/economia/Respuesta-fiscal-de-Mexico-ante-el-Covid-19-ha-sido-limitada-Fitch-Ratings-20200417-0005.html

Categorías