Economía

APRENDA A LEER SU HISTORIAL CREDITICIO

Conocer nuestro historial crediticio y aprender a identificar algunos datos relevantes es de gran ayuda para tener un mejor seguimiento de nuestro comportamiento financiero, además de ayudarnos a identificar si somos víctimas de algún fraude.

Este reporte está compuesto de diferentes secciones y bloques, cada uno con datos destacables, que es importante revisar.

Si bien todas las casillas son relevantes, hay algunas que se deben revisar con más detenimiento, como que los datos generales estén bien escritos, que todos los créditos que aparezcan en el resumen sean solamente del cliente, y si hay errores como una homonimia o un crédito no solicitado, afirmó Wolfgang Erhardt, vocero de la sociedad de información crediticia Buró de Crédito.

Este documento lo puede solicitar una vez al año, por lo que Erhardt recomendó revisarlo con detenimiento para verificar que la información contenida sea correcta, y, de no ser así, solicitar una reclamación.

Así se lee

Como parte de su reporte de crédito, lo primero que aparece son los datos generales del usuario como nombre, fecha de nacimiento, RFC y domicilios registrados.

Posteriormente, se encuentra un resumen de los créditos obtenidos hasta ese momento, dividido en dos bloques, los cuales se segmentan por tipo de crédito, es decir, bancario y no bancario.

En el primer bloque se encuentran los créditos del sector financiero, como los de la banca, mientras que en el segundo están aquellos préstamos con otro tipo de comercios como planes de telefonía celular, tarjetas de tiendas departamentales o de autoservicio.

Como parte de esta información, se adjunta un resumen del tipo de crédito obtenido, la institución con quien lo tiene contratado, el número de folio del crédito asignado, el saldo, si está activo o cerrado y, en caso de estar finiquitado, se presenta la fecha estimada en la que el crédito desaparecerá del buró.

También se describe la fecha de apertura y la del último pago de ese crédito, si se dio en pesos, dólares o en UDIs. Además, podrá ver el límite del crédito y cuánto es la cantidad máxima ejercida de ese préstamo.

De igual forma, encontrará un recuadro donde viene el saldo de la deuda actual, y al lado de este uno que se llama monto, en donde se expone la cantidad de los quebrantos que haya generado en los créditos que no ha pagado de forma correcta.

Adicionalmente, viene el historial de pagos del cliente, que indica por meses y años cómo ha pagado, en el que puede revisar la clave de observación numérica que indica cómo paga cada mes. Si tiene un número 1, quiere decir que es un pagador puntual, si tiene un número 2, es un atraso de pago de 1 o 29 días, y así incrementan los números hasta 9, que indicaría 12 meses o más de no pagar.

Adicional al historial, se encuentra un extra llamado Mi Score, que es la calificación crediticia de cada usuario. Si tiene una palomita verde, corresponde a un rango de 650 a 850 puntos, que quiere decir que está al corriente en sus pagos y tiene una buena calificación.

En cambio, si tiene un signo de exclamación en amarillo, tiene un atraso de pago de 89 días, y si tiene una cruz roja tiene 90 días sin pagar o deuda sin recuperar, lo que significa que tiene una puntuación menor de 650, lo cual no lo hace un candidato viable para un crédito.

En la parte final del reporte de su historial crediticio, vienen las reclamaciones realizadas por el cliente, así como un listado de los otorgantes de crédito que vieron el historial del usuario.

FUENTE:https://www.eleconomista.com.mx/finanzaspersonales/Aprenda-a-leer-su-historial-crediticio-20191124-0038.html

Categorías